Como se ha mencionado la EII puede parecer abrumadora, pero saber cómo lidiar con algunos aspectos de su enfermedad le permitirán tener un mejor control de su vida.

CONTROL DE LAS EMOCIONES

Después de ser diagnosticado con EII podría sentir una gran cantidad de emociones que le confundan. Podría tener enojo, miedo, negación, alivio, culpa, o resentimiento. Sea lo que sea que sienta, recuerde que todas esas reacciones son normales. Usted no hizo nada que provocara su enfermedad, el estrés psicológico o físico no produce la EII.

Podría serle útil hablar de lo que siente con algún amigo, familiar o un ser querido. También puede hablar con su médico sobre la atención psicológica en caso de que tenga problemas para afrontar la enfermedad, hay diversos grupos en línea de apoyo al paciente y foros que pueden proporcionar apoyo emocional, así como información sobre problemas específicos o sobre las situaciones que está enfrentando.

Mejor control

Mejor control

CUESTIONES PRÁCTICAS

En términos prácticos, hay ciertas cosas que puede hacer para que su vida con la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn sea más sencilla y menos estresante. Mientras esté en casa puede ser más fácil manejar la situación ya que siempre habrá un sanitario cerca, así como ropa adicional, pero podría sentirse inseguro de salir a trabajar y socializar.

Intente utilizar esta lista de comprobación para planear con anticipación y sentir que tiene el control cuando salga:

  • Empaque un cambio de ropa interior
  • Lleve algunos pañuelos desechables y toallas húmedas
  • Lleve sus medicamentos
  • Cuando llegue a un lugar nuevo (restaurante, cafetería, lugar de trabajo), asegúrese de saber dónde están los sanitarios
  • Si está de viaje, intente reservar un asiento cerca del sanitario

Recuerde que muchas personas que padecen EII se enfrentan a desafíos similares todos los días y que usted no se encuentra solo. Sus amigos, seres queridos y colegas pueden apoyarle.

Conforme desarrolle su vida cotidiana intente seguir participando en las mismas actividades que disfrutaba antes de su diagnóstico. Esto le ayudará a mantener una actitud positiva y a desempeñar un papel activo en su cuidado.

¿CÓMO LIDIAR CON EL DOLOR?

Cada uno experimenta el dolor de manera distinta, y si usted padece una EII leve podría no tener ningún dolor.

Si usted está experimentando cualquier dolor debido a su EII, hay cosas que puede hacer para controlarlo. Es importante hablar con su médico o especialista de EII sobre sus síntomas dolorosos. Pueden recomendarle algún tipo de medicamento para el dolor o comentar técnicas de relajación o ejercicios de respiración que puedan ayudarle a controlar el dolor.

Deja un comentario