¿Qué puedo hacer además de tomar mis medicamentos?

Es posible tener largos periodos de remisión, pero a menudo, los síntomas regresan. Además de los medicamentos, estas sugerencias pueden ayudar a mejorar su calidad de vida..

  1. Manejar su dieta.
  2. Llevar un diario de alimentos, puede ser de gran utilidad para identificar y así evitar, alimentos que causan algún síntoma o efecto relacionado.
  3. Consultar a un experto en nutrición para recibir orientación más personalizada

 

¿Qué dieta debo de seguir?

Los alimentos por sí mismos, no ocasionan ni contribuyen a la enfermedad.

Es muy importante entender que no existe una dieta única para curar o tratar este tipo de enfermedades, ya que lo que le ayuda a una persona  puede no tener el mismo efecto en el caso de alguien más.

 

Sin embargo, se ha identificado que ciertos alimentos y bebidas, como los lácteos, granos altos en fibra, alcohol y especies picantes, pueden agravar los síntomas, especialmente durante un periodo de activación.

 

 

Algunos tips adicionales:

  • Tome comidas pequeñas y frecuentes, cada 3 a 4 horas.
  • Manténgase hidratado, tome pequeñas cantidades de agua a lo largo del día.
  • Durante los periodos donde no tenga síntomas, incluya granos enteros y una gran variedad de frutas y vegetales en su alimentación. Incluya nuevos alimentos uno a la vez, en pequeñas cantidades.
  • Cuando tenga síntomas, como diarrea o dolor abdominal, evite alimentos altos en fibra, vegetales crudos y que ocasionen gases, frutas y bebidas con cafeína.
  • Su médico le podrá recomendar alimentos con probióticos y prebióticos, así como suplementos dietéticos como Hierro, Vitamina D, Folato, Zinc y Vitamina B12 para prevenir o tratar deficiencias.

 

Limitar Productos Lácteos

Algunos pacientes con EII tienen menos diarrea, dolor y gas si limitan el consumo de productos lácteos. Es probable que estos pacientes tengan también intolerancia a la lactosa (no pueden digerir el azúcar de la leche-lactosa de los productos lácteos porque no tienen suficiente enzima lactasa). Si observa que los productos lácteos parecen agravar sus síntomas, hable con un especialista para diseñar una dieta saludable con bajo contenido de lactosa.

 

Limite la fibra

Los alimentos ricos en fibra, como las frutas, verduras y granos, son la base de una dieta saludable. Pero para algunas personas con EII, la fibra puede tener un efecto laxante, agravando la diarrea. La fibra puede aumentar también el gas. Experimente con alimentos ricos en fibra para ver si tolera algunos más que otros. Si la fibra sigue siendo un problema, es probable que tenga que limitar las frutas, vegetales y granos en su dieta.

 

Disminuya la grasa

Algunas veces los pacientes con enfermedad de Crohn severa del intestino delgado necesitan disminuir la grasa de la dieta. Esto se debe a que el intestino delgado no puede absorberla y la grasa pasa a través de él causando o agravando la diarrea.

No es problema disminuir grasas de la dieta, a menos que no pueda mantener un peso saludable. Si necesita aumentar de peso, hable con su médico o un especialista en nutrición sobre la mejor forma de  aumentar las calorías en la dieta sin aumentar el consumo de grasa.

 

¿Tengo que tomar Multivitamínicos?

La EII puede interferir con la absorción normal de nutrimentos, por lo que su médico o nutriólogo puede sugerir también que tome multivitaminas para asegurar que esté consumiendo el 100% de la Ingestión Diaria Recomendada (IDR). Las vitaminas, minerales o cualquier suplemento deben de tomarse únicamente con supervisión de un especialista ya que pueden interferir con sus medicamentos.

Necesita tener una dieta rica en nutrimentos con una adecuada ingestión de calorías, proteínas y grasas saludables.

Los medicamentos esteroides, que son muchas veces prescritos pueden aumentar el riesgo de osteoporosis, por lo que se recomienda consumir suficiente Calcio, vitamina D, magnesio y vitamina K. .

El uso de esteroides a largo plazo puede causar también  deficiencias de vitamina C, vitamina B12, ácido fólico, zinc y selenio.

 

Tome abundantes líquidos.

Las bebidas contrarrestan las pérdidas de líquidos por la diarrea. Tome por lo menos ocho vasos de líquidos diariamente, de preferencia agua simple, en pequeñas cantidades a lo largo del día. Evite las bebidas que contienen cafeína o alcohol, que favorecen la pérdida de líquidos.

 

Disminuya el estrés

El estrés no causa la enfermedad, pero puede agravar sus síntomas y precipitar reactivaciones.  Durante  el estrés sus proceso digestivo normal cambia. Su estómago se vacía más lentamente y las células que secretan ácido liberan más jugos gástricos. El estrés puede también acelerar o hacer más lento el paso de los residuos alimenticios a través del intestino, aunque todavía se desconoce mucho respecto a la forma en que el estrés afecta el intestino delgado y grueso.

No puede evitar algunas formas de estrés, pero puede aprender a manejar el estrés ordinario con ejercicio, reposo adecuado y técnicas de relajación, como la respiración profunda, la música relajante o la meditación.

Deja un comentario