Se puede definir“apego al tratamiento” como el grado de cumplimiento de las indicaciones prescritas por su médico, es decir seguir al pie de la letra todas las instrucciones en cuestión de alimentación, horarios y medicamentos que el doctor señale.

Por lo tanto un buen apego al tratamiento requiere de compromiso para tomar todos los medicamentos en las dosis adecuadas y en el momento indicado; teniendo en cuenta las recomendaciones de su médico.

¿Por qué es importante la apego al tratamiento?

Se ha demostrado una relación directa entre el cumplimiento del tratamiento, la eficacia del mismo y la evolución del paciente. Por ello, es muy importante que usted esté consciente de la importancia de su tratamiento, que conozcan bien los medicamentos que le han recetado y que no se olvide de tomarlos.

Los medicamentos desempeñan un papel vital para ayudar a controlar tanto la colitis ulcerosa, como la enfermedad de Crohn. En general, los medicamentos funcionan para ayudar a reducir la inflamación en los intestinos permitiendo que las áreas afectadas sanen. Esto ayudará a aliviar los síntomas de diarrea, sangrado rectal y dolor abdominal.

El tratamiento tiene como objetivo:

  • Aliviar los síntomas.
  • Lograr la remisión (ausencia de síntomas). Su médico puede llamar a esto ‘inducción de la remisión”. Una vez que los síntomas están bajo control, el tratamiento buscará controlar cualquier síntoma a largo plazo, a esto se le llama ‘tratamiento de mantenimiento’.
  • Evitar las complicaciones para mejorar así la calidad de vida

Pregunte a su médico todas las dudas que tenga sobre su tratamiento.

El tratamiento para la colitis ulcerativa y la enfermedad de Crohn debe tomarse regularmente para evitar la reaparición de los síntomas y mantener la enfermedad en remisión. Aunque puede ser difícil tomar medicamentos todos los días, y aunque usted podría sentir la tentación de dejar de tomar el tratamiento a veces, recuerde que el riesgo de una recaída puede aumentar hasta cinco veces si usted deja de tomar la medicina regularmente.¹


Tratamiento medico

¿Tiene problemas para tomar su medicamento regularmente?

Los problemas comunes para tomar un medicamento regularmente incluyen:

“La medicina no funciona”

“No me gustan los efectos secundarios”

“No logro acordarme de tomar el medicamento”

“Tengo demasiadas pastillas que tomar”

“No me gusta tomar pastillas”

                 “Tengo miedo de tomarme las pastillas”

Si le preocupa alguna de estas situaciones, hable con su médico, quién podrá ayudarle a ajustar su tratamiento para ayudar a hacerle la vida más fácil. Asegúrese de someterse a revisiones médicas regulares y que siempre esté actualizada la información sobre su tratamiento. De esta manera se asegurará de obtener el mejor tratamiento cuando haya opciones nuevas y mejores.

Sugerencias para tomar sus medicamentos de manera regular

  • Recuerde que tomar su medicamento regularmente puede reducir el riesgo de una recaída.
  • El tratamiento puede tardar algo de tiempo para funcionar, así que no se rinda demasiado pronto
  • No deje el tratamiento una vez que los síntomas desaparezcan. Es necesario que siga tomando la medicina para evitar que los síntomas regresen
  • Lea los folletos informativos para entender cómo funciona su tratamiento así como los posibles efectos secundarios a los que debe estar atento(a)

Cómo acordarse de tomar su medicamento regularmente

  • Incluso con las mejores intenciones, es posible que a veces olvide tomar su medicamento. Estos son algunos consejos para ayudarle:
  • Intente configurar la alarma en su teléfono móvil o de su reloj de pulsera
  • Programe la toma de sus medicamentos cerca de actividades que realice diariamente como comer o dormir
  • Si algo cambia en su vida, como el trabajo, el deporte, la hora las comidas, etc., que afecte la capacidad de tomar sus medicamentos, hable de ello con su médico de manera que se puedan hacer los ajustes necesarios.
  • Revise las formulaciones – algunos medicamentos están disponibles en diferentes formulaciones que harán más sencillo que los tome. Por ejemplo, si Ud. encuentra que usted tiene dificultad para tragar tabletas, algunos están disponibles en forma de gránulos o supositorio.

Referencias:

1: Kane, S., Huo, D., Aikens, J., and Hanauer, S. (2003). Medication nonadherence and the outcomes of patients with quiescent ulcerative colitis. Am. J. Med. 114, 39–43.