La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el apego o adherencia terapéutica como: la magnitud con la cual el paciente sigue las instrucciones médicas para llevar a cabo un tratamiento. Es decir, que tanto se apega el paciente a las recomendaciones e instrucciones que le da su médico.

El tener apego al tratamiento, implica que tome todos los medicamentos en las dosis adecuadas, en el momento apropiado y tomando en cuenta las recomendaciones de administración que le haya dado su médico. Por recomendaciones de administración, nos referimos a las instrucciones adicionales que el médico da al explicarnos el tratamiento, por ejemplo; si el medicamento se debe de tomar antes, durante o después de las comidas, si se deben de evitar bebidas alcohólicas o no durante el curso de su tratamiento, entre otras.

Es importante resaltar que el concepto de adherencia al tratamiento no es únicamente referente a la toma de medicamentos, también puede ser aplicado a cualquier otro consejo o recomendación realizada por su médico en relación con la dieta, los cuidados personales y ciertos hábitos (como puede ser el dejar de fumar) que tienen como objetivo mejorar su salud y calidad de vida.

¿Por qué es importante el apego al tratamiento?

Como hemos visto, se ha demostrado una relación directa entre el cumplimiento del tratamiento, la eficacia del mismo y la evolución del paciente. Es decir, quienes se toman sus medicamentos y siguen las recomendaciones de su especialista, tienen una mayor probabilidad de ver una mejoría en su salud.

En concreto, los especialistas señalan que el paciente que tiene un buen cumplimiento de su tratamiento se mantiene en remisión y tiene hasta cinco veces menos probabilidades de recaer.

Otro punto importante es que el incumplimiento terapéutico en la enfermedad inflamatoria intestinal puede provocar deterioro de la calidad de vida.

La Secretaría de Salud menciona que solamente de 4 a 12% de los pacientes con problemas de especialidad siguen de forma impecable el tratamiento farmacológico ante un diagnóstico correcto.

¿Qué puede hacer usted?

¡Involúcrese en el cuidado de su salud! Platique con su médico, investigue y conozca la importancia de su tratamiento, conozca los medicamentos que le han recetado y por supuesto, no olvide tomarlos siguiendo las recomendaciones de su especialista. Los pacientes mejor informados sobre su enfermedad obtienen un mayor beneficio y una mayor adherencia al tratamiento.

También es muy importante que sea totalmente sincero con su médico en relación a la toma del medicamento, ya que, si desconoce que no lo está tomando, puede considerar que el tratamiento no está siendo eficaz y decidir hacer un cambio posiblemente prescribiendo fármacos más potentes.

¿Qué factores influyen en el apego?

  1. Muchas veces la falta de apego a un tratamiento es totalmente involuntaria, puede ser que se le olvide alguna toma del medicamento o simplemente entendió o interpretó mal las instrucciones que se le dieron.

Si este ha sido su caso, le recomendamos lo siguiente:

  • Adoptar hábitos rutinarios (horarios rutinarios de comidas, sueño y de toma de medicamento) que le ayudarán a evitar olvidos.
  • Consultar a su especialista en el momento que tenga una duda, sin esperar hasta su siguiente visita para hacer preguntas sobre su dosis o instrucciones específicas.
  • Lleve un diario donde registre cuando toma sus medicamentos, y si es el caso, efectos secundarios.
  1. En otros casos, la decisión de no seguir un tratamiento es voluntaria y se relaciona a una falta de confianza en la efectividad del medicamento, o al miedo a los efectos secundarios que pueda causar el mismo.

Si este es su caso, le recomendamos hablar con su especialista. Platique sus dudas y temores antes de tomar cualquier decisión de forma unilateral. Se ha visto que entre mayor sea la relación de confianza con su médico, mejor será su apego al tratamiento.

  1. Otro factor que condiciona de forma importante el apego, es el apoyo de familiares y amigos: contar con personas de confianza garantiza que alguien pueda recordarle al paciente la toma del medicamento.
  1. También es importante mencionar que algunos medicamentos no deben de suspenderse sin previa autorización del médico, a pesar de que usted vea que está mejorando su estado de salud no debe de suspender su toma.

¿Qué más puedo hacer para mejorar el apego al tratamiento?

  • Asegúrese de tener clara toda la información relativa a su plan de tratamiento. Lleve un registro con el nombre de todos los medicamentos, cuándo los tiene que tomar, cantidades e instrucciones adicionales. Como ya lo mencionamos, es importante hablar con su médico si tiene alguna duda o si se tiene cualquier problema para adaptarse a la terapia.
  • Si es posible, simplificar la toma de los fármacos en una sola dosis. En el caso de antibióticos, pregunte a su médico sobre la posibilidad de tener una sola toma.
  • Intentar hacer coincidir los horarios de toma de medicamentos con ciertas actividades diarias. Como habíamos mencionado, el mantener una rutina regular puede ayudarlo a recordar cuándo le toca una toma.
  • Utilizar pastilleros que lo ayudarán a planear y llevar un registro fácil de su tratamiento.
  • Ponga la alarma de su celular para acordarse de tomar su tratamiento.

Deja un comentario