Además de tomar el medicamento para la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn, también debe prestar especial atención a lo que come, su condición física, así como a otros medicamentos que esté tomando (incluso si parecen no tener nada que ver con su enfermedad inflamatoria intestinal).

A continuación se presentan algunos consejos generales para manejar su EII:

  • A continuación se presentan algunos consejos generales para manejar su EII:
    • Siga el plan de tratamiento proporcionado por su médico: Tome el medicamento recetado por el médico y no deje el tratamiento porque se sienta bien – hable con su médico para saber si puede dejar su medicamento y cuándo puede hacerlo
    • Si se sospecha que viene una recaída acuda al médico en cuanto note los síntomas. Guarde siempre una provisión pequeña de su medicina para que pueda comenzar el tratamiento inmediatamente.
    • Las infecciones estomacales pueden desencadenar una recaída en los pacientes con colitis ulcerosa – preste atención a la higiene en la preparación de los alimentos y evite situaciones en las que pueda exponerse a infecciones estomacales.
    • Evite los alimentos o las situaciones en las que sepa por experiencia que puede desencadenarse una recaída y seguir la dieta que ha acordado con su especialista.
    • En la medida de lo posible no tome antiinflamatorios no esteroideos (AINES) como la indometacina, el ibuprofeno y el naproxeno. En algunas personas estos medicamentos pueden desencadenar una reactivación de la enfermedad intestinal, si necesita analgésicos, puede tomar paracetamol
    • Deje de fumar, especialmente si padece enfermedad de Crohn – el riesgo de recaídas y de necesitar cirugía es el doble de alto en fumadores que en no fumadores
    • Tenga cuidado con el uso de remedios contra la diarrea. Los remedios generales contra diarrea como la loperamida o la codeína pueden ser buenos tratamientos para algunos pacientes con EII, pero en realidad pueden ser peligrosos para otros. Siempre consulte con su médico antes de tomar un medicamento como este
    • Hemorroides – Aunque personas sin EII se pueden recibir fácilmente un tratamiento para las hemorroides en una clínica ambulatoria, los pacientes de enfermedad inflamatoria intestinal no deben someterse nunca a una operación en el recto, aún si es una operación menor, sin antes someterse a una evaluación cuidadosa por parte de su especialista.
    • Haga saber a su médico si se le dificulta tomar su medicación según lo prescrito

Deja un comentario