Esas vacaciones que tiene pensadas no tienen por qué ser causantes de estrés así que viaja. Si usted tiene EII únicamente tiene que tomar en cuenta dos factores principales para disfrutar al máximo su próximo viaje:

  1. Planear con anticipación
  2. Involucrar a su especialista en EII en el proceso de planeación, quien le podrá ayudar a aclarar sus dudas y también compartirá consejos adicionales.

Esperamos que los siguientes tips le sean útiles durante el proceso de planeación:

Llevar un kit de mano

Independientemente del medio de transporte, tener a la mano el siguiente kit, le puede ser de mucha utilidad.

Contenido:

  • Medicamentos en su envase original, suficientes para todo el viaje. Tome en cuenta que surtir una receta en otro país podría ser complicado.
  • Copia de su receta con los nombres genéricos de sus medicamentos. Esto le ayudará a conseguir sus medicamentos en caso necesario.
  • Antiácidos, antidiarréicos, antiespasmódicos, analgésicos. Recuerde que aunque sean de venta libre, el uso de cualquier medicamento tiene que estar aprobado por su especialista. Consulte con él sobre cuáles le recomienda llevar.
  • Pañuelos desechables y toallitas húmedas.
  • Gel antibacterial para manos.
  • Nombre y datos de contacto de su médico especialista.
  • Un cambio de ropa (interior y exterior)
  • Suplementos Nutricionales (si los toma)
  • Snacks o alimentos sencillos que le puedan servir durante el tiempo de transporte. Muchas veces las opciones son limitadas en aeropuertos y otros puntos de embarque.
  • Agua embotellada para mantenerse hidratado.

Si viaja en avión, le recomendamos:

  • Siempre llevar este kit en su equipaje de mano para estar preparado en caso de que su equipaje documentado sufra algún contratiempo.
  • Confirmar con tiempo si la aerolínea le va a solicitar algún permiso o documento especial para llevar medicamentos en el equipaje de mano.

Además de llevar su kit de mano, es importante considerar otros puntos:

  • El planear con anticipación le será también de utilidad para poder seleccionar su lugar de asiento en el medio de transporte. De ser posible, prefiera lugares junto al pasillo y cercanos al baño.
  • Investigar y llevar el dato de contacto de doctores, hospitales y farmacias ubicadas en su destino(s) de viaje.
  • Confirme con su especialista de EII, o investigue si necesita alguna vacuna previa al viaje y asegúrese de tener seguro de viajes que lo puedan ayudar a enfrentar problemas de salud inesperados.
  • Aprenda a decir, o lleve por escrito, la traducción en el idioma local, a palabras clave tales como; doctor, baño, hospital, farmacia, emergencia, etc.
  • Averigüe la ubicación de sanitarios públicos, si cuenta con un Smartphone, existen ya muchas aplicaciones que le pueden ayudar con este punto.
  • Las vacaciones son siempre una gran oportunidad para descansar y desconectarse de la vida diaria, pero hay reglas que debe de recordar siempre;
    • Apegarse al horario de toma de medicamentos.
    • Tener cuidado con su alimentación.

Consejos de Alimentación

Además de seguir su plan de alimentación para EII, es importante tomar en cuenta los siguientes puntos, tratando de evitar tanto una recaída como una infección gastrointestinal.

  • Tenga mucho cuidado con el agua que consume, siempre utilice agua embotellada, incluso para lavarse los dientes.
  • Evite alimentos crudos tales como sushi, ensaladas, fruta cruda, etc.
  • Evite consumir alimentos de la calle.
  • En la medida de lo posible, trate de elegir hoteles donde pueda tener la oportunidad de comprar y preparar sus propios alimentos. Eso le permitirá tener un mejor apego a su plan de alimentación.

Señales de Peligro

Si usted experimenta alguno de estos signos al estar de viaje, consulte a un médico inmediatamente:

  • Fiebre alta y escalofríos – pueden ser indicador de una inflamación causada por bacteria que requiera antibióticos intravenosos.
  • Diarrea con sangre – sugiere ulceración de los intestinos, causada por bacteria, parásitos o una recaída de su colitis pre-existente.
  • Dolor abdominal severo y/o distensión abdominal podría indicar una complicación de su enfermedad, especialmente si se acompaña con abdomen suave o nausea y vómito.
  • Mareos al estar de pie o episodios de desmayo podrían indicar presión arterial baja. La causa podría ser una falla de la glándula adrenal, indicador de que su dosis de esteroides necesite ser ajustada.
  • Orina concentrada – podría indicar deshidratación.